Identificación de contenedores

El contenedor ha presentado en los últimos años un imparable crecimiento y, por ello, para la mejora de la gestión se han ido creando sistemas de control, entre ellos la codificación de contenedores.

Los tipos de contenedores pueden ser 4: para carga general, para propósitos especiales, los térmicos y los de carga específica. Los de carga general pueden ser cerrados o ventilados, los segundos, pueden ser de techo abierto, de costado abierto, de techo y costado abiertos o de techo, costado y extremo abiertos; los contenedores térmicos pueden ser refrigerados y los de carga específica se usan para gases, ganado, coches, etc.

¿Qué datos incluye el código de cada contenedor?

Según la norma internacional ISO 2716, el código de contenedor  se compone de una cifra de 11 dígitos (sistema alfanumérico). Los datos que debe incluir el código son los siguientes:

  • El código del propietario, que consta de 3 letras y se le añade la letra U, J o Z . Las 3 primeras letras las asigna el BIC. La U es para identificar contenedores propiamente dichos, la J para el equipo auxiliar adosable al contenedor principal y la Z para el chasis de transporte vial.
  • El número de serie, que consta de 6 cifras.
  • El dígito de autocontrol, para verificar que sea correcto el número de serie y sigla del contenedor. Este dígito es de suma importancia ya que garantiza la correcta escritura del código completo y se calcula mediante un algoritmo que impide fallos.
  • Códigos de país de origen.
  • Códigos de dimensiones. Consta de 4 dígitos: 2 siglas para el tipo de contenedor y dos para el tamaño (largo y alto del contenedor).
  • La tara, es decir el peso del contenedor.
  • El payload, es decir la máxima carga útil permitida para el contenedor o la masa bruta máxima (Mass Gross Wight)
  • El Volumen interno.

Con todos estos datos es posible obtener la información necesaria para el correcto transporte de los contenedores, información de rigor para todo el transporte y la logística. Además, los contenedores suelen llevar marcas de inscripciones en la parte trasera, por ejemplo la chapa CSC significa que el contenedor puede transportar mercadería peligrosa.